La psicoterapia se define como el conjunto de medios terapéuticos basados en la relación interpersonal (psicoterapeuta-paciente) y que a través del diálogo, la escucha y las intervenciones del psicoterapeuta, posibilitan al paciente un proceso de análisis, comprensión y superación de sus situaciones conflictivas, que son causa de sufrimiento.

El trabajo terapéutico puede ser individual, de pareja, de familia y de grupo...

Existen diferentes escuelas de psicoterapia, cada una de ellas tiene en su teorización, su definición sobre el ser humano, su desarrollo saludable o psicopatológico y sobre la intervención terapéutica. Cada una de ellas por tanto, aborda y privilegia un tipo de intervención coherente con su propia teoría y método.

En el Centre Gestalt, dos son las corrientes o enfoques de la psicología que sustentan nuestra práctica: la Terapia Gestalt y la Terapia Sistémica-Estructural. También la Neuropsicología forma parte de nuestra mirada sobre el individuo y el sistema, atendiendo a los procesos evolutivos y de enfermedad que pueden incidir en el desarrollo de las personas y de los sistemas.

Nuestras áreas de intervención son:

  • individual en adultos, niños y adolescentes
  • pareja y familia
  • grupos

La terapia gestalt es el paradigma teórico que utilizamos en la terapia individual y de grupo, siendo el enfoque sistémico-estructural el que utilizamos para abordar los problemas de pareja, familia, adolescencia o infancia.

En el área psicoterapéutica el Centro aborda diferentes áreas de intervención:

  • Psicoterapia individual
  • Terapia de pareja y Terapia familiar
  • Psicoterapia de grupo
  • Talleres de crecimiento de fin de semana: Son talleres de entre cuatro y doce horas que pretenden ampliar el conocimiento personal.

Nota: Las sesiones de psicoterapia individual, de pareja o familia se conciertan previamente. Los grupos terapéuticos y de crecimiento se anuncian como actividades, donde aparecerán las condiciones de inscripción de cada uno de ellos.

Enfoque Gestalt

Para la Terapia Gestalt los conflictos psicológicos son el resultado de la interacción del individuo y su entorno. El terapeuta gestalt recibe a una persona que en su relación con el mundo tiene dificultades que afectan a su salud; se centra en la noción de experiencia y trabaja desde la importancia que tiene el aquí y ahora en la situación terapéutica. La persona es un ser único, un ser social, no sólo un diagnóstico. La situación terapéutica es un encuentro entre el psicólogo y su paciente.

Leer más

 

La principal revolución de la Terapia Gestalt es la de pasar de un modelo de pensamiento individualista a un modelo de campo. Desde ese momento, el objeto de la psicología ya no es una psique, no es un sujeto, el objeto de la psicología es la experiencia de la persona que se da en relación a un entorno, ya que el individuo no puede existir si no es en un campo dado.

Los problemas psicológicos pasan de ser internos a ser problemas de contacto con el entorno significativo. Todo contacto entre el organismo y el entorno tiene como misión facilitar la supervivencia y el crecimiento. Es la repetición de patrones viejos lo que nos impide avanzar. El concepto de holismo que manejamos en Terapia Gestalt no sólo aborda la unidad cuerpo-mente, sino que incluye al entorno, rompiendo así con una larga tradición en la el conflicto pertenece al individuo exclusivamente.

 

Enfoque Sistémico-Estructural

El enfoque sistémico propone ver a la persona no como ser individual, sino formando parte de un sistema mayor: la familia, el grupo social, profesional etc. Para la sistémica la persona influye en su contexto biosocial y físico y al mismo tiempo es influido por éste, por lo que el contexto debe quedar incluido en la definición y solución de los problemas. Los problemas del individuo son considerados el síntoma del sistema. Es decir, como el resultado de transacciones disfuncionales del sistema que imposibilitan o amenazan el desarrollo adecuado de la persona y del sistema. El síntoma no sólo aparece en la familia sino que es mantenido por ésta.

Desde la perspectiva sistémico-estructural el síntoma surge para intentar regular el sistema y para mantener el equilibrio, es por tanto un mecanismo de supervivencia, y como tal, representa una tentativa positiva de autorregulación del sistema. Desde este enfoque para que los síntomas desaparezcan, es necesario que la estructura que los mantiene cambie.

Leer más

 

El enfoque estructural, que forma parte de la corriente más amplia de la sistémica, incide en la noción de estructura de todo sistema. Así en una familia sana se distinguen tres subsistemas claramente diferenciados: el subsistema conyugal, el subsistema parental y el subsistema fraternal. Señala este enfoque hasta qué punto, resulta sano mantener claramente diferenciados los diferentes subsistemas, las fronteras entre los mismos, la jerarquía y reparto de funciones.

La pareja a la vez que forma parte del sistema mayor, la familia, podemos considerarla como un sistema formado por dos personas. De hecho, es el primer sistema en constituirse para llegar a dar lugar a los otros dos subsistemas. La terapia de pareja se sustenta por tanto, en el mismo principio que la terapia de familia. Quien viene a terapia es la pareja, ésa es nuestra cliente y no las personas que la forman consideradas individualmente. Porque en una relación de pareja A afecta a B, a la vez que es afectada por B. Consideramos que la pareja A/B es fruto de la co-creación de A y de B.

La Neuropsicología forma parte de esta mirada diferente, trabajando sobre todo con las parejas y familias que se encuentran desorientadas después de encontrarse con el diagnóstico de algún tipo de daño cerebral (TDA+H, DCA, etc.). La enfermedad aguda, crónica o terminal, aunque no sea neurológica, suele llevar a las parejas y familias a situaciones límite que, a veces, no saben cómo enfrentar y solucionar.

 

Ximo Tárrega Soler

Director y fundador del Centre Gestalt es el responsable del área formativa. Psicólogo Especialista en Psicología Clínica. Colegiado nº CV-01300. Formado en Terapia Gestalt. Miembro Didacta y supervisor del Institut Français de Gestalt-thérapie (IFGT). Miembro de la Comisión de Deontología del Col·legi Oficial de Psicòlegs de la Comunitat Valenciana. Miembro psicoterapeuta de la FEAP. Trabaja en el área de la psicoterapia individual y grupal, desde el año 1982. Y como formador y responsable en España del IFGT desde 1989.

 

Lidia Hernández Pejó

Lidia se encarga de la Terapia de pareja y familia, así como del área de Neuropsicología clínica. Psicóloga colegiada nº CV-10.607. Especialista Universitario en Neuropsicóloga Clínica y Terapeuta de Parejas, formada con Barbara Lynch (EEUU) en el IFGT, París, y con Stan Tatkin (EEUU) en PACT (Psychobiological Approach to Couple Therapy), Tutora externa de Practicum de la Facultad de Psicología de la Universitat de València. Formada en Terapia Gestalt por la AETG. Miembro de la Sociedad Valenciana de Neuropsicología.